Periodista sueco responde a la campaña difamatoria en contra de Víctor Báez Mosqueira y de sí mismo

csa 300x167 Periodista sueco responde a la campaña difamatoria en contra de Víctor Báez Mosqueira y de sí mismo

Escrito por Dick Emanuelsson
25/04/11


“Dick, bienvenido al club de los ‘agentes’, somos muchos”. Fueron las palabras que leí cuando abrí el correo hace una semana. Fue Lidia Camacho, alias la Pelusa, una vieja amiga uruguaya, ex Tupamara, ex presa política de los calabozos de la tortura de la dictadura quien me escribió estas líneas preocupantes.  


Otra amiga que había escuchado ese día la transmisión de Radio CX36 en Montevideo, también estaba preocupada por lo declarado por los dos periodistas de la radio, Sandra Barón y Efraín Chury Iribarne, lo que en resumen comentaron con las siguientes palabras:


“. . . todos están comprados con dinero de diversas organizaciones norteamericanas vinculadas a la CIA, a la USAID, a la NED, a la FREEDOM etc. La verdad que es muy triste lo de Dick Emanuelsson. Uno a veces se pregunta por qué, por qué y por qué, pero después encontrás el por qué. Y es el dinero: trabaja para la central sueca y la central le pidió que se callara
” [1].


Indignado escribí varias veces a la emisora para que me aclararan sobre semejante acusación. Esa misma radio que muchas veces, tanto estando en Colombia, como después del Golpe de Estado Militar en Honduras, me llamaba para entrevistarme sobre la situación de ambos países.

La señora Sandra Barón contestó en un correo: “Usted puede leer aquí el editorial de la radio donde es mencionado por el propio Víctor Báez Mosteiro y después lo vuelve a citar Nemesio Barreto, lo que hemos hecho es reproducir comentarios de ambas personas y dar a conocer los hechos”.

Exactamente. “Reproducir comentarios de ambas personas”.

¿Y la persona que esa radio ahora sindica como agente de todas las agencias de inteligencia de Estados Unidos, el autor de los reportajes sobre el Archivo del Terror del 2002 y el autor de las entrevistas con Víctor Báez del 2003, por qué no es tomado en cuenta? ¿Será porque no va a coincidir con “la Operación de Desprestigio” de la Radio 36?


Para colmos, la misma señora Barón se auto convierte en víctima cuando termina un tremendo mamotreto con las palabras:


No se puede borrar con el codo lo que se escribió con la mano: Desde un comienzo Dick Emanuelsson se refiere sobre la radio de esta manera, que quisiéramos que ustedes valoren si se trata de una persona educada, ecuánime y con deseos de aclarar las cosas o en cambio está buscando “patear el tablero” y “ensuciar la cancha”.”

La respuesta a la pregunta que la misma Sandra Barón hace habría podido evitar este penoso episodio:


¿Por qué nos enteramos de esto a través de Nemesio Barreto Monzón (periodista paraguayo que ha utilizado mis reportajes en el
Paraguay en el 2002) y no a través de Dick Emanuelsson?”


Pues, esa es exactamente la pregunta que mucha gente y yo nos hacemos. Porque si la Radio 36 me hubiera llamado o escrito, la “metida de pata” que ahora ha cometido Sandra Barón & Cía. se hubiera podido evitar.

AHORA ENTIENDO MEJOR LA “BIENVENIDA” que me daba, la vieja amiga Tupamara, “al Club de los Agentes”. Porque en el mundo,  donde se encuentran los integrantes de Radio 36 no existen principios sobre cómo se hace periodismo, ni fuentes, así como tampoco chequeos de las mismas. Es un mundo ficticio donde los supermarxistas-leninistas son los personajes mencionados. Todos los demás somos unos pe. . . .


Mi viejo mentor me decía que el periodista tiene que tener como principio no adivinar, no andar con conjeturas, enfrentar declaraciones y datos con la realidad y con las fuentes, “porque es muy fácil producir un texto y también lo es denunciar a una persona y por ende destruir la vida de  ésa, a través de una denuncia sin fundamentos”.


Los agentes de la policía política secreta de Uribe y de Santos actúan así: Colocan a las personas delante de las cámaras de la televisión con el escudo del DAS, detrás, luego son presentados como “terroristas peligrosos”.


Recuerdo un pueblito, en las afueras de Bogotá, donde había llegado para hacer un reportaje. Una semana después fueron detenidos y colocados 60 habitantes delante del escudo del DAS, sindicados como terroristas. Su honra fue desplomada en cuestión de segundos por los medios al servicio de Uribe & DAS, quienes apenas, en una línea, informaban seis meses después que los “60 terroristas” fueron liberados por “falta de méritos”. Pero ya estaba hecho el daño y muchas familias destruidas.


Y repito la pregunta que le hice a la Radio hace una semana: ¿Por qué no me contactaron ANTES de publicar las mentiras?

NO ME GUSTA HABLAR EN PRIMERA PERSONA, pero la vida misma como reportero político, a veces, me obliga a hacerlo como en este caso. Y lo seguiré haciendo, dentro de unas semanas, cuando haya terminado el escaneo de los 450 folios que la Policía Política Secreta de Álvaro Uribe, DAS, documentó sobre mi persona.


Estuve investigando el Archivo del Terror en Asunción durante casi una semana en el año de 2002. El archivo se había abierto pocos meses antes y lo que más me interesaba era la “Sección Obrera”. El principal enemigo de Víctor Báez en Paraguay ya me había suministrado un ladrillo de 250 páginas, donde figuraba Báez.


Buscaba y entrevistaba al funcionario que suministró el archivo.


Entrevisté a una cantidad de personas del movimiento popular paraguayo, que habían sido militantes populares durante la dictadura de Stroessner, junto a Báez. Hablé con los más altos dirigentes del Partido Comunista Paraguayo (PCP) y de Partido Patria Libre (PLP).


Es decir,  apliqué las palabras de mi mentor; investigar, entrevistar, elaborar, confrontar los elementos encontrados, procesar el material recogido y editarlo para presentarlo ante los lectores para que ellos mismos puedan sacar sus propias conclusiones.


Creo que es la condición sine qua non para cualquier comunicador social.

EN RADIO 36 HACEN LO CONTRARIO: Primero sentencian y basándose en eso, siguen con las denuncias para armar el concepto de culpabilidad. Citan fuentes de terceras personas lo cual no es  la fuente original, para después decir; “Mira acá, tenemos dos agentes pagados por la socialdemocracia internacional al servicio de la CIA,  la USAID, la NED,  la FREEDOM etc.”.


¿Qué encontré en las investigaciones en el archivo y sobre el tema sobre si Víctor Báez era, o no, un agente de la policía secreta de Stroessner?


Entrevisté [2] a Víctor varias veces. Encontré elementos en el archivo, los enfrenté con él y él respondió. Pudo aclarar por lo menos 95 a 97 por ciento de la documentación de los 250 folios en el archivo, de tal forma que no encontré pruebas para acusarlo de ser agente de Stroessner.


Hay que tomar en cuenta la situación política en aquel momento, la segunda mitad de la década del ‘80 cuando fueron registrados los datos sobre Báez. Los gringos ya se habían dado cuenta, como hicieron en Chile en la misma época, que las dos dictaduras militares estaban agonizando, que más tarde o temprano caerían y para prevenir que un movimiento político avanzado tomara el poder, comenzaron a hacer sus maniobras.


Los socialistas, en Chile, fueron invitados a la embajada junto con los demócrata cristianos. Lo mismo pasó en Asunción y el movimiento sindical no fue descartado ya que era prácticamente la única oposición de peso, en el momento y era dirigido por Víctor Báez.


Fue el Movimiento Intersindical de Trabajadores, MIT, una semi clandestina central obrera con fuertes lazos con el movimiento sindical internacional, principalmente CIOSL & ORIT, hoy la CSI & CSA, la cual presidía Víctor Báez. Claro que los gringos utilizan todos tipos de métodos para tener la iniciativa, y eso no descarta viajes al exterior, plata y coqueteos. Pero también esta las palabras de Lenin de aprovechar las contradicciones del enemigo de clase para la meta estratégica, que en Paraguay era el derrocamiento de la dictadura de Stroessner, una de las más sangrientas y desconocidas de América Latina.

Lo que no sale ni en el Archivo ni en las calumnias de Radio 36 es el hecho que Víctor Báez y Bernardo Rojas, entonces integrante del MIT y hoy presidente de la central obrera CUT A, formaban parte de un grupo que mandaba clandestinamente sindicalistas a la Unión Soviética. Nadie cayó preso por eso.

LA RADIO PRESENTA UNA CANTIDAD de documentos de conversaciones con Báez, pero casi todos se podrían clasificar como resúmenes de los agentes de la Policía Secreta ¿Y cómo eran las circunstancias durante esas conversaciones? Pues como era una dictadura, los agentes llegaron a la sede sindical donde estaba Báez y ahí le preguntaron. Posteriormente hicieron los informes que fueron archivados en la Sección Obrera de la Policía Política.

En la entrevista que le hice a Báez en 2002, él se preguntaba: ¿Por qué no hay documentos y contenidos en el archivo sobre las reuniones secretas que hacía la dirección del MIT, si es que Báez era un agente?


Si uno lee los 250 folios de la carpeta de Báez, uno se impacta justo ante ese hecho; hay registros y documentación sobre datos principalmente públicos como la llegada de dirigentes sindicales internacionales para la celebración del 1º de Mayo o actos públicos, pero no hay datos de reuniones secretas que realmente revelen y refuercen la acusación de la Radio 36 acerca de que Báez era un agente al servicio de Stroessner.


Pero en la Radio ya se ha decidido que Báez es un agente ya que respalda y apoya al gobierno de Pepe Mujica. Y en ese sentido, ¿cuál es la mejor arma para atacar a Mújica sino a través  del conocido “Guilt by Association” -culpable por asociación- con “un agente de la dictadura de Stroessner”?

LA RADIO DECIA EN SU TRANSMISIÓN y sus publicaciones textuales  donde hace referencias a: “El periodista sueco Dick Emanuelsson, basado en los documentos del ´Archivo del Terror´, referentes al señor Víctor Báez Mosqueira, publicó en sueco (y en noruego) dos demoledores artículos”.


La Radio 36 los resume como “denuncias”. Pero no son denuncias, son reportajes donde, como escribí, no pude confirmar ni comprobar que Báez era un agente.


Y la pregunta lógica que me hago es:

¿Alguien tradujo a la Radio 36 el contenido de los diferentes artículos que escribí en 2002 sobre el tema, ya que son en sueco y noruego? Y si alguien lo hizo, ¿cómo es posible hacer la denuncia y cómo es posible que la Radio mienta descaradamente? ¿Confiaba ciegamente en su interprete?

PARA QUE LA “OPERACIÓN MENTIRA de la Radio 36 funcione, tanto en contra de Báez como en contra de mí, los dos periodistas de Radio 36 dicen que yo mismo había borrado los reportajes hechos en 2002 de mi  propia página de internet.

Resulta demasiado infantil pensar que no solamente fueron borrados esos reportajes sino ¡TODOS LOS REPORTAJES DE DICK EMANUELSSON! Realmente es penoso tener que responder esas pequeñeces, aunque  lo voy a hacer, de todos modos:


Yo tenía en esa época una página web que era gratuita, de 100 megabyte de la empresaFortuneCity. Vivía en Colombia y no solamente una vez tuve que formatear mi disco duro, sino varias veces, debido a los sabotajes de los ingenieros del DAS o de la Inteligencia militar contra mi computador. Esa pobre página de FortuneCity fue volada con más fuerza que las bombas de la aviación colombiana a la guerrilla. Todo mi archivo digital de fotos de América Latina fue destruido, pero por suerte, tenía disco externo donde hacía copia de seguridad diariamente, sabiendo que el estado terrorista colombiano no veía con buenos ojos mi trabajo en Colombia.

Ahora, con el saldo en la mano por el escándalo de la “Chuzada” del DAS, en contra mío y de otros 15 periodistas de esa época, en Colombia, sabemos que a este reportero lo seguían de todas las formas: por correo electrónico, por el correo postal que llegaba al lugar donde vivía y donde el DAS había colocado dos turnos de cuatro vigilantes; por teléfono, por seguimiento en la calle y hasta llegaron a bordo del avión que me llevaría a Costa Rica en junio de 2005.

A bordo del avión los agentes del DAS destruyeron con una cinta magnética todo el contenido de mi computador que estaba en el maletero arriba. Es decir, los VERDADEROS agentes del DAS cometieron un acto de terrorismo en territorio internacional contra este reportero.

Con semejantes enemigos la Radio 36 dice saber que la Central Obrera Sueca me hizo callar y agrega que por eso borré los documentos de Internet que tenía sobre “la denuncia contra Víctor Báez”. Sólo en un cerebro enfermo y paranoico puede caber semejante conspiración de un periodista que se ha decidido a construir un montaje contra esta persona.

DICE LA RADIO QUE ENTREVISTÉ recientemente a Víctor Báez en Honduras. Claro que sí. Llegó el secretario general que representa a casi 50 millones de afiliados en el continente americano. Durante dos días estuvo acá subrayando durante reuniones con sus afiliados, sobre la importancia que representa que las tres centrales obreras hondureñas conformen “una alianza estratégica con el Frente Nacional de Resistencia Popular”. Fue muy bien recibido por la Resistencia y los sindicatos sentir y tener ese respaldo internacional. ¿Eso es malo? ¿O la Radio ve una trampa maliciosa en esa alianza estratégica?

Yo creo que tanto los sindicalistas hondureños, como la resistencia, son capaces de tomar las decisiones adecuadas, si el ejemplo del Frente Amplio uruguayo es lo decisivo o si son las mismas circunstancias hondureñas las que serán las determinantes para crear un nuevo estado en Honduras.


Pero la Radio 36, en su mundo ficticio, ve al Diablo operando y al periodista Emanuelsson facilitando la traición contra el pueblo de Morazán.


Y para que todo no pase así no más, agrega el titular de la Radio 36, que “Yo sinceramente ahora le tengo que mandar esto a los compañeros de las FARC, no sé de qué modo hacérselo llegar, pero que tengan cuidado”.


¿Qué decir sobre eso? ¿Que los guerrilleros se encuentran realmente en peligro por la “influencia de Emanuelsson?

Por un momento se me fue la indignación porque no pude resistir la carcajada; “tengo que mandar esto a los compañeros de las FARC”! ¿No sabe Sandra Barón, que el DAS-G3  en la página 3 de la carpeta en la que recopiló datos de mi persona sospecha que soy un “Ideólogo de las FARC”?

Me imagino que al Secretariado del Estado Mayor de las FARC-EP le tocará  procesar ese tema en su próxima sesión y enviar un S.O.S. a todos sus frentes y Bloques por si acaso viniera el “Vikingo Mono” por alguna de las trochas o montañas al servicio de Santos.

¡Qué susto le va a dar a Ernesto Yamhure, ese diplomático colombiano que desenmascaré como agente contra la colonia colombiana en Estocolmo y que posteriormente fue desnudado como asesor político y amigo personal de Carlos Castaño, el jefe de los Escuadrones de la Muerte (AUC) quien innumerables veces me ha acusado de ser el Embajador de las FARC en Europa y un asalariado del Secretariado de las FARC!

Mi verdadero Patrón era Raúl Reyes (q.e.p.d.), según sostenía Yamhure en sus crónicas en el diario El Espectador. Y ahora resulta que soy del otro bando. ¿Avancé mucho en mi carrera, cierto? ¡Doble sueldo!

Me pregunto si ¿es periodismo lo que practican?

ME PARECE MÁS UNA IZQUIERDA paranoica año 2011 que ve fantasmas y agentes en cada esquina. Pero ahí no termina la novela uruguaya al estilo de Sandra Barón:


“Yo tengo que cuidarme de ahora en adelante, quién es el compañero que tenés al lado, quién es el hombre que tenés al lado, quién es el periodista que te está poniendo el micrófono”.


Le será difícil vivir con tanto temor infundado.


La señora busca una explicación en su colega llamado no “Chucky” sino “Churo” que remata con la siguiente declaración:


“Y hay explicaciones, las que uno siempre se imagina: es el dinero. Dick Emanuelsson trabaja para la central sindical sueca (Sic!). La central sindical sueca le pidió que se callara por el escándalo que podía desatar la utilización de fondos suecos en actividades no muy santas. La central sindical noruega sin embargo, fue más drástica y cortó toda ayuda y todo vínculo con Báez. Ahí tenés la explicación porque te voy a comentar más: lo que Dick Emanuelson publicó lo sacó todo de Internet. Nosotros pudimos acceder a eso porque este periodista Nemesio Barreto había acumulado esa información y tiene todas las pruebas.”


Esto se pone cada vez mejor:


Nunca he trabajado por la Central Obrera Sueca. Fui afiliado a la Federación Sindical de los Trabajadores Metalúrgicos (afiliada a la Central Obrera Sueca) cuando trabajé (1967-1984) como obrero metalúrgico en tres diferentes astilleros en Suecia. La otra mitad de mi vida profesional he trabajado desde 1984 como periodista en el diario/semanario Norrskensflamman, fundado por los mineros en el norte de Suecia en 1906. Posteriormente fue órgano departamental del partido socialdemócrata que más tarde, en 1917, fue órgano del Partido Comunista de Suecia. Fui “corresponsal obrero” para el ´Flamman´ entre 1977-1984. Realmente la fantasía de esos “colegas” en la Radio 36 no tiene límites. Y le puedo agregar que gano una miseria con la cual sobrevivimos cuatro personas.

HE HECHO VARIOS REPORTAJES, durante años, para LO-Tidningen, que es el semanario de la Central Obrera Sueca LO. Y les puedo asegurar que LO-Tidningen es uno de los pocos medios que no me ha censurado pese a grandes presiones por parte de altos funcionarios de la central obrera a los que no les gusta que haya un “comunista” escribiendo en su periódico.

Todos los demás medios sindicales donde de vez en cuando publicaba reportajes míos, han cerrado las puertas porque no he traicionado ni los principios periodísticos ni he querido pintar en mis reportajes una realidad que no fuera cierta. Y ahora me señalan Sandra y Churo en su radio hablando en alto que:

Te envío este artículo en razón de que puede explicar por qué no se dice nada ahora y es que todos están comprados con dinero de diversas organizaciones norteamericanas vinculadas a la CIA, a la USAID, a la NED, a la FREEDOM etc. Sandra. La verdad que es muy triste lo de Dick Emanuelsson. Uno a veces se pregunta por qué, por qué y por qué, pero después encontrás el por qué. Y ES EL DINERO: trabaja para la central sueca y la central le pidió que se callara”.

Linda posición, sentencia sin derecho a defensa. Y cuando lo exijo y pido una aclaración, me recomiendan leer su mamotreto de 70.000 caracteres.

“En lugar de aclarar algo de todo esto Dick Emanuelsson se apura a difundir por todas partes . . . . ”.

¿Cuándo me pidieron aclarar?


DICE LA RADIO 36 QUE QUIERO OCULTAR LA PLATA
enviada desde Noruega y Suecia recibida por MIT y Víctor Báez, lo que confirma el piso inestable en que se encuentra la radio en su obsesión por atacarme. Para ningún sueco es un secreto el apoyo económico de centenares de millones de dólares que fueron enviados desde Suecia a la lucha de liberación nacional en Sudáfrica, encabezada por el CNA (ANC) y Mandela. Fueron los países de la Unión Soviética y Suecia bajo el gobierno socialdemócrata, del asesinado Olof Palme, que más recursos aportaron para derrotar el sistema del apartheid surafricano. También en solidaridad con la lucha del pueblo vietnamita.

También es cierto la gran cantidad de recursos económicos aportados por los sindicatos suecos a la lucha anticolonial y por construir o defender sindicatos en América Latina. No soy ajeno de la actuación de los organismos de la CIA en alianza con los socialdemócratas que muchas veces, sobre todo en las décadas de la guerra fría, intentaron dividir o cooptar al movimiento sindical para aislar a los sectores revolucionarios, principalmente a los comunistas. Soy testigo como antiguo militante comunista y obrero de cómo funciona el anticomunismo en los centros de producción. Pese a eso, no soy ciego de punto de vista político por que veo en mi compañero de trabajo al lado un hermano de clase que también tiene su puesto de lucha por que sin la mayoría de la clase obrera, en donde están la gran masa de trabajadores socialdemócratas, poco se podrá cambiar y transformar de un modelo capitalista que es el enemigo común.


Hice las investigaciones en Suecia sobre pagos a nombre de Víctor Báez. La Federación Sindical Bancaria (Svenska Bankmannaförbundet) confirmaba reembolsos y que los proyectos habían concluido con los resultados deseados. La Central Obrera Sueca y su organismo de asistencia internacional (LO-TCO:s Biståndsnämnd) desmentía reembolsos.

SOBRE LOS ANTECEDENTES de la Central Obrera Noruega, LO-Norge, escribí un largo reportaje [3] en el semanario Ny Tid (Nuevo Tiempo). Ahí fue entrevistada Grethe Fossli, en esa época encargada de la Comisión de Asistencia Internacional de la Central Obrera Noruega, LO y ella figura también en los Archivos de Terror. De ninguna manera denuncia a Báez por robo u otro delito, pero este reportero cometió un error cuando escribía que los periodistas desempleados de la emisora Ñandutí recibían 200 dólares diariamente cuando en realidad era mensualmente.


Es más, la Central Obrera Noruega no cortó abruptamente su apoyo, como dice la Radio 36. El apoyo de los noruegos se acabó porque el proyecto terminó.Todo el dinero era manejado por la entonces CIOSL, cuyo representante, Fernando Serrano, traía los cheques y Báez se los entregaba a los periodistas como ayuda, para que siguieran trabajando, pues radio Ñandutí tenía problemas. Por presión de la dictadura, muchos empresarios le cortaron la publicidad, pero seguía transmitiendo.


Un ejemplo que todos los documentos no reflejaban  la verdad, fue uno en el que la sindicalista Fossli figuraba como una de las delegadas internacionales, el 1º de Mayo de 1986, en Asunción.

– No es correcto. Estuve en Paraguay pero fue en el mes de noviembre de 1986, decía en la entrevista a Ny Tid el 31 de mayo de 2003.

Sobre el hecho que la carta de ella fue archivada en el Archivo del Terror, Báez explicaba en la entrevista del 2002 con toda razón, que Paraguay era una dictadura que controlaba el Correo Nacional.

LA RADIO 36 HA USADO al periodista paraguayo Nemesio Barreto en vez de dirigirse al autor de los reportajes para aclarar el tema de Víctor Báez. Irónicamente, Barreto, a su vez, cita mis reportajes del 2002 como respaldo y fuente en su obsesión por atacar a Víctor Báez.


Pero hay muchos paraguayos que han respaldado a Báez contra la campaña de Barreto. Y cuando estaba haciendo las investigaciones en el Archivo del Terror me topé con el nombre y apellido de Bernardo Torales, dirigente delas Ligas Agrarias y de laOrganización Campesina Oñondivepa.


Este líder popular fue perseguido por el régimen. En una carta en apoyo a Báez,  relata cómo se salvó con la ayuda de Báez la vez que fue rodeado por policías en un bosque en 1988. Durante largo tiempo fue escondido en un apartamento por Báez y los compañeros. Otra vez, en 1988, fue detenido por la policía. El emisario de la dictadura lo presionó para que confesara que los campesinos habían recibido dinero de Cuba.


Pero Torales sostenía que fue Víctor Báez quien le había suministrado recursos económicos para reforzar la organización campesina. Contó cómo un abogado de Derechos Humanos y Báez fueron a verlo inmediatamente en la detención y lograron sacarlo de los calabozos de la cárcel de la dictadura.


Fue con la plata del movimiento sindical internacional que los campesinos en su lucha clandestina, movilizaron a sus compañeros contra la dictadura y por una reforma agraria. Dinero y apoyo que ahora la Radio 36 intenta voltear en contra de Báez.

EN EL MES DE FEBRERO DE 2006 se organizó un acto de desagravio y de solidaridad con Víctor Báez en la sede de la Federación de Trabajadores Bancarios y Afines del Paraguay (Fetrabán) [4]. En el acto estuvieron presentes varias de las más destacadas personalidades y dirigentes populares del Paraguay.

Como por ejemplo:

  • Luís Alfonso Resck, “campeón” de los derechos humanos en Paraguay, quien habló en el acto.
  • El Dr. Martín Almada, descubridor de los Archivos del Terror.
  • Antonio Bonzi, quien contó sobre las entrevistas clandestinas y cómo nunca la policía supo nada.
  • Ana de Lisboa, del Partido Comunista Paraguayo, sobre quien Báez apareció “informando”. Desmintió lo que estaba escrito y dijo que Báez la había escondido y dado comida
    durante cuatro meses cuando ella entró al país en forma clandestina en 1987.
  • Bernardo Rojas, presidente de la CUT A dijo que él y Báez formaban parte de un grupo que mandaba clandestinamente sindicalistas a la Unión Soviética.Nadie cayó preso por eso.
  • Antonio Bonzi, director del periódico Adelante, del Partido Comunista Paraguayo, en la década de los ochenta, y Alcibíades González Delvalle.
  • Además participaron Bernardo Torales (ex dirigente de las Ligas Agrarias y de la Organización Campesina Oñondivepa),
  • Antonio González Arce, del Partido Comunista y dirigente del Movimiento de Víctimas de la Dictadura Stroessnerista.
  • Julio Echeverry, de la CPT, en el exilio durante la dictadura, que también figura en los folios sobre Víctor Báez.

Lo que Nemesio Barreto no dice, aunque lo sabe muy bien, es que cuando su hermano, Aníbal Barreto, fue perseguido por la policía, Víctor Báez lo escondió en un apartamento céntrico. Testigo de ello es la ex compañera de Aníbal, Sonia Aquino, quien estuvo escondida con él.

Y PARA CORONAR ESTA TRISTE CRÓNICA, por que detesto hablar en nombre propio, pero debo limpiar la mancha que Radio 36  pretendió arrojarme,  puedo agregar que Nemesio Barreto, según fuentes en Paraguay, ha sido asesor de Alfredo Jaeggli, el más neoliberal y antichavista de los parlamentarios paraguayos. Quien además ha sido uno de los más grandes defensores de Mario Cossío, el gobernador ladrón y corrupto del departamento boliviano de Tarija, quien huyó a Paraguay hace poco, donde el senador Jaeggli actuó  para que este prófugo boliviano tuviera estatus de refugiado político en Paraguay [5].


Y no Barreto, según mis fuentes, no ha hecho solo trabajo para Jaeggli sino también, para Osvaldo Domínguez Dibb, dueño de una tabacalera y que como tal viajó  por Europa. Domínguez Dibb es hermano del yerno de Stroessner.


Con esas fuentes y con un periodismo de tan bajo nivel, el destino de la emisora Radio 36, es una sola: La Cloaca y caerá por su propio peso.

LA TITULAR DE LA RADIO 36 está preocupada porque según ella he cambiado mi posición desde septiembre del 2002 hasta ahora. La señora Barón puede quedarse tranquila, pues sigo siendo el mismo chaval agradecido a esos obreros comunistas-socialdemócratas, que se encargaron de aquel muchachito que ingresó al astillero a los 15 años de edad, y consiguió una gran familia de 3000 hermanos y hermanas, en la fría costa atlántica de Suecia.


Este mismo muchacho, hoy enjuiciado, fue formado en las luchas sindicales y políticas, que si bien fueron muy duras, no resultaron obstáculo para unirnos frente al “patrón” y sus atropellos, conscientes de que éramos de la misma clase social, bajo la lluvia, bajo la nieve, con temperaturas de 10-15° bajo cero y de +30° durante el verano. Supimos estar juntos porque la propia lucha nos lo enseñó y fuimos consecuentes con ese llamado casi sagrado.

Hace poco tiempo, entrando en el “Astillero Navales Unidos Ltda.” en Buenos Aires, me sentí otra vez como en familia.

Lo mismo sentí al visitar a las compañeras textiles en Brukman  y luego en la fábrica Grissanópoli. Esas compañeras “verracas”, como dicen los colombianos.


Volví a sentir la misma emoción de  aquel  setiembre de 2002, cuando pasé por Paraguay y Argentina y allí visité a los obreros y obreras de Grissanópoli pudiendo compartir su orgullo porque habían logrado sacar la primera producción de galletas, esa vez bajo Poder y Control Obrero.


Diez años después, de regreso a la misma ciudad, siguen la pelea y han demostrado a sus anteriores dueños que no son necesarios. Que los que sí, lo son, son los obreros y obreras organizados.


Esta es la riqueza más grande que atesoro, la riqueza de haber tenido el privilegio de poder tomar parte y transmitir las victorias de los pueblos latinoamericanos así como también sufrir ante las derrotas injustas.


No me da pena o vergüenza decir que ni siquiera he pasado por un bachillerato en Suecia y menos por una facultad de periodismo. Fueron mis viejos mentores metalúrgicos, los que me dieron las verdaderas cátedras de la lucha de clases, cosa que no tiene precio. Cosa que es mi orgullo mayor que comparto con los seres que amo, la mejor herencia que dejo a quienes me sucedan.


Por esto, pese a que el idioma no es el mismo, no tenemos problemas en comunicarnos, porque nos entendemos perfectamente sostenidos por las raíces de la misma clase social, de los mismos padecimientos, de las mismas broncas frente a la injusticia y de las mismas alegrías ante los triunfos, más allá de pertenecer a los llamados “Primer o Tercer Mundo”.


Los problemas que padecen, por ejemplo, los trabajadores de un astillero de Buenos Aires, son los mismos que sufren los obreros de los astilleros de la costa oeste en Suecia. Cosa repetitiva con todos los trabajadores de cualquier especialidad en cualquier parte del planeta.

ESA FORMACIÓN DE LUCHA COLECTIVA parece diferenciarse, abismalmente, dentro del gremio en el cual me desarrollo: el de los periodistas, donde algunos, para conseguir trepar, utilizan los codos contra sus propios compañeros que viven y trabajan en sus mismas condiciones, pero con la conciencia de clase impregnada en su ser. Sin usar la mentira, como lo está haciendo Radio 36, como medio para conseguir una fama que no será, sin dudas, de larga duración.


Rescato las palabras del Che, cuando nos decía que los revolucionarios no temamos, que la verdad ha sido y será siempre un ejemplo a seguir para relatar y transmitir los sucesos en este continente, según se vayan desarrollando.


El periodista, verdaderamente comprometido, no puede trabajar de otra forma, o sea, faltando a la verdad. Ello resulta im-per-do-na-ble.


Sólo he hecho de mi profesión, un verdadero apostolado, aportando un pequeño granito de arena persiguiendo el sueño de un mundo más justo, sin explotadores ni explotados. El sueño de ver desterrada la mentira bajo el acecho del periodismo mal intencionado, que con su accionar, lo único que logra, es fortalecer a la derecha genocida que tanto daño causa en los pueblos del mundo.


He expuesto mi verdad, los compañeros y compañeras que manifestaron su solidaridad para conmigo, podrán ver que no los defraudé.


Los otros y otras, tienen aquí las pruebas que demuestran que han estado tristemente equivocados, por error o intensión. Pena grande que hayan cometido semejante horror contra quien se manifestó, desde siempre, un amigo leal, sincero y preocupado frente a las injusticias sea donde fuere que éstas se cometieran.


Y para que este tema no nos deje un sabor amargo de rabia y tristeza, concluyo mi exposición con la expresión del colega Randy Alonso, en el programa “Mesa Redonda”, de Cubavisión:


¡SEGUIMOS EN COMBATE!

Extraida de: http://www.csa-csi.org/index.php?option=com_content&task=view&id=6773&Itemid=236&lang=es


Responder a Nemesio Barreto Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *