Los sindicalistas ya no negociarán y aseguran que paralizarán el país

Acusan al gobierno de querer incidentar la jornada de protesta

Los sindicalistas cerraron ayer toda posibilidad de levantar la huelga general y aseguran que el miércoles paralizarán el país, en repudio al gobierno neoliberal de Cartes. Anunciaron que será el inicio de una serie de protestas hasta derogar la Ley de la APP y por el reajuste salarial del 25%. Pidieron a todos los obreros no caer en la “infantil provocación” de la autoridades

rggd 300x196 Los sindicalistas ya no negociarán y aseguran que paralizarán el país

Bernardo Rojas, uno de los principales organizadores, abrió ayer la asamblea de centrales obreras en el local de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica. El sindicalista explicó a los delegados presentes que la huelga general tuvo un proceso que comenzó el 19 de diciembre pasado, en el local de la Confederación Paraguaya de Trabajadores, cuando veían que el Gobierno marginaba a los obreros.

Pero antes, en setiembre pasado, tuvieron un encuentro con las autoridades de los tres poderes del Estado. En aquella ocasión, se estableció conformar una mesa de diálogo sobre los temas planteados por los trabajadores. Entre ellos, la no promulgación de la Ley de la Alianza Público-Privada (APP), el reajuste del 25%, de acuerdo a un estudio de la pérdida histórica del salario desde 1990 hasta el 2010, reforma agraria y las privatizaciones.

En contrapartida, el Gobierno sanciona la Ley de APP y establece un reajuste del 10%, contrariamente al pedido de los trabajadores. “Ante esa realidad la huelga ya era inminente”, remarcó.

El sindicalista también mencionó que hubo una posibilidad de negociar, cuando fueron citados por el ministro interino del Trabajo, Guillermo Sosa Flores. Pero entonces, el funcionario propuso dialogar y no negociar los puntos reclamados.

“Hoy la huelga es una realidad. Ya no vamos a negociar su levantamiento. Dialogaremos recién el 27 de marzo si quieren, porque esta protesta del 26 será el inicio de otros paros si no escuchan a los trabajadores”, apuntó.

Torales pidió en varias ocasiones a los presentes no caer en las provocaciones del Gobierno. “Ellos hablan hasta de actos terroristas; que habrá violencia, que se intentará revivir un Marzo Paraguayo. Miremos a nuestros costados para detener y entregar a la Policía a los infiltrados”, resaltó.

ABC preguntó a Rojas sobre quiénes son las autoridades que estarían promoviendo que la huelga sea violenta, y nombró a Lilian Samaniego y a los ministros del Trabajo, Sosa Flores, y al de Interior, Francisco de Vargas.

Terminada su alocución, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Aldo Snead, también ratificó la realización de la huelga para hacer escuchar al gobierno neoliberal de Cartes la postura de los trabajadores.

Colacionado

A través de un telegrama, las centrales sindicales intimaron ayer a la presidenta de la ANR, Lilian Samaniego, para que en un plazo de 24 horas indique las fuentes de las versiones que divulgó acerca de que en el día de la huelga se generarán hechos de violencia, incluso muertes.

Los sindicalistas pidieron además a la senadora el nombre de las personas que supuestamente están preparando un ambiente de violencia, porque la medida está politizada y su objetivo es desestabilizar al Gobierno. Advierten que el colacionado servirá para eventuales acciones legales contra la ANR.

fuente: abc color


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *