Los hombres ganan en promedio 37% más que las mujeres, según la Dgeec

La brecha de ingreso entre hombres y mujeres es de G. 708.000, según indicadores de empleo de la Encuesta Permanente de Hogares del 2016. La desocupación femenina en ciudades se sitúa en 8,3%.

0007633855 300x177 Los hombres ganan en promedio 37% más que las mujeres, según la Dgeec

Samuel Acosta

@acostasamu

La desigualdad entre hombres y mujeres se evidencia claramente en el promedio de ingresos de los trabajadores, según indicadores de empleo de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), elaborada al cierre del 2016, dados a conocer días pasados por la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec).

El estudio señala que el nivel promedio de ingreso mensual, proveniente de la ocupación principal de los asalariados en el país, es de G. 2.434.000. Sin embargo, cuando el estudio separa los ingresos por género, se observa que a nivel país los hombres en promedio perciben G. 2.608.000, mientras que las mujeres alcanzan al mes apenas G. 1.900.000.

En cifras esta diferencia es de G. 708.000 más a favor de los hombres; con esto, la brecha de ingreso promedio salarial es de 37,2% sobre las mujeres.

“Analizando las cifras por sexo, la diferencia es importante y favorece a los hombres según el área de residencia; en las áreas urbanas se registran mayores ingresos”, destaca el reporte de la Dgeec.

por áreas. Al verificar las cifras por área de residencia, en zonas urbanas el promedio de ingresos es de G. 2.658.000; mientras los hombres en las ciudades ganan G. 2.447.000, las mujeres alcanzan apenas un promedio de G. 1.915.000 al mes.

Una comparación similar, pero en áreas rurales, muestra una diferencia de G. 667.000 a favor del ingreso promedio de los hombres respecto al de las mujeres. (Ver infografía).

Cabe resaltar que en este estudio se excluyó a los trabajadores, tanto hombres como mujeres, que se emplean en el sector doméstico.

Un dato revelador del estudio es que el nivel promedio de ingresos de las mujeres, ya sea en las áreas urbanas o rurales, siempre se ubica por debajo de los G. 2.040.123, que es el salario mínimo legal actual.

LO QUE DICE OIT. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló en su último reporte denominado Las mujeres en el trabajo, tendencias 2016, que es necesario que los países adopten políticas que logren transformar las relaciones de género en el trabajo y combatir así la desigualdad. “Es indispensable crear más puestos de trabajo –y de calidad– para las mujeres, establecer un sistema de protección social universal y contar con medidas para reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidado que es no remunerado”, sugiere.

De hecho, la OIT señala en su reporte que el tema de igualdad de género en cuestiones laborales será puesto en relieve principal a consideración en la celebración del centenario de esta organización, prevista para el 2019.

La OIT sostiene que en América Latina si se observa la cantidad de horas que trabajan los asalariados, los hombres registran unas 27,2 horas, mientras que las mujeres, 15 horas.

Sin embargo, para el organismo las horas de trabajo de la mujer son superiores al de los hombres al sumar el tiempo no remunerado que emplean para tareas como producción de bienes y servicios, búsqueda de agua, cocina, tareas de limpieza, cuidado de los niños, ancianos o personas a cargo.

“Por ello, al considerar todas las actividades, remuneradas y no remuneradas, las jornadas de trabajo de las mujeres resultan más largas que las de los hombres”, destaca la OIT.

En los países en desarrollo, como es Paraguay, las mujeres emplean un promedio diario de 7 horas y 9 minutos a estas tareas no remuneradas; en cambio, los hombres dedican 6 horas y 16 minutos.

SUBOCUPACIÓN. La EPH indica que cerca del 6,3% de la población económicamente activa de Paraguay estuvo subocupada por insuficiencia de tiempo de trabajo el año pasado.

“Esto implicó que alrededor de 213.000 personas trabajaron menos de 30 horas en la semana, aunque desearon trabajar más horas y estuvieron disponibles para hacerlo”, señalan. El nivel de subocupación de las mujeres se ubicó en el 2016 en 8,9%, mientras que los hombres en apenas un 4,5%, lo que también revela otra diferencia.

La población económicamente activa es de 3.382.113 personas; de esta cifra están actualmente ocupadas 3.179.239 (94%).

Fuente: Diario Ultima Hora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *