Dicen que huelga es irreversible e insisten en reajuste del 25%

Los sindicalistas que organizan la huelga general del 26 de marzo indicaron que solo un milagro del Gobierno puede desactivar el paro. Esto significa que deberán decretar el aumento de 25% del salario mínimo y derogar la Ley de Alianza Público-Privada.

aldo snead der y bernardo rojas izq dos de los organizadores de la huelga general que segun dijeron sera contra el gobierno neolibera 595 315 1057706 300x158 Dicen que huelga es irreversible e insisten en reajuste del 25%

Bernardo Rojas, de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A), vaticinó un acatamiento del 90% de la medida de fuerza porque, según indicó, están trabajando en el interior para que el paro sea general, “porque el pueblo mismo está pidiendo, cansado del gobierno neoliberal de Cartes”.
En ese sentido, apuntó que los sindicatos del interior también se están organizando para acoplarse a la protesta. Agregó que la realización de la huelga será comunicada el martes.

Aldo Snead, de la Central Unitaria de Trabajadores, explicó que esta huelga se realiza por el reajuste del salario mínimo en un 25%. “Nosotros rechazamos el 10% decretado por el Ejecutivo. Consideramos insuficiente cuando hay una pérdida del valor adquisitivo del 25%”, indicó.

Los trabajadores solicitan igualmente la derogación de la Ley de Alianza Público-Privada por ser una legislación entreguista, que facultará –dijo– a los poderes del Estado a entregar los bienes de la nación. Snead añadió que hay una constante violación de la libertad sindical, además es contra la política neoliberal del presidente Cartes. “Cada día se nota más la brecha entre ricos y pobres. Por más que se diga que la economía es floreciente, no vemos así. Los pobres aumentan; es más, quienes ganan hoy el mínimo ya entran en la línea de la pobreza. Y por todos estos reclamos vamos a parar”, resaltó.

Transporte

El sector transporte también anunció que se plegará a la medida de fuerza a realizarse el miércoles 26. Snead cree que esta huelga será similar a la que se realizó hace 18 años cuando todo el país paró. Agregó que hubo otras huelgas pero no generales, como la que va a ser el 26, en que las bases tendrán un gran protagonismo.

Preguntado Rojas si la huelga es irreversible, indicó que solo si ocurre un “milagro” podrá levantarse porque a esta altura ya nada puede cambiar. “El milagro sería que el Gobierno responda a todas las peticiones, pero ya es difícil porque iniciar la desconvocatoria sería imposible”, precisó.

Puso como ejemplo de falta de voluntad del Gobierno el reciente reajuste del salario mínimo; en vez de aumentar el porcentaje solicitado por los trabajadores del 25%, decretó un incremento del 10%.

Rojas mostró preocupación por una campaña que estaría impulsando el Gobierno en el sentido de que la protesta sería violenta. “Nosotros decimos que esta huelga será pacífica. Estamos recomendando a todos los compañeros a no caer en las provocaciones”, resaltó.

Según el sindicalista de la CUT-A, también se reunirán con el comandante de la Policía para que no repriman como la otra vez, ocasión en que garrotearon por puro deporte.

Snead reiteró que la huelga será pacífica y se garantizará la seguridad de quienes trabajarán porque así dice la Constitución.

Fuente: ABC COLOR


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *