Centrales Sindicales preparan segunda Huelga General

bernardo rojas Centrales Sindicales preparan segunda Huelga General

 

 

 

 

 

La Plenaria de Centrales Sindicales, emitió un pronunciamiento donde denuncian y luchan contra la persecución sindical. Al respecto realizarán una jornada de protesta nacional el miércoles 26 de agosto, desde las 15:00 horas, concentración Plaza Italia posteriormente marcharán hasta la Fiscalía General y el Ministerio de Trabajo, lo que sería una antesala a una segunda Huelga General.

Entre otras cosas expresan, los hechos que se vienen sucediendo desde hace mucho tiempo en nuestro país, en especial con la llegada del gobierno de Horacio Cartes, tienen que ver con la criminalización de los que luchan contra las alevosas violaciones de los derechos de trabajadoras y trabajadores que se oponen a la explotación, a la opresión y a la política de entrega de los recursos naturales, de los bienes del Estado y de la soberanía nacional.

Los gobiernos anteriores, en este tema, centraron su ataque en el campesinado, pero desde el advenimiento del “Nuevo Rumbo”, se dio un giro hacia otros sectores, en especial y con mayor ensañamiento y vehemencia, contra trabajadores sindicalizados o que tratan de organizarse. Los llamativos retrasos y trabas para la inscripción de los sindicatos en el Ministerio del Trabajo, de la mano de Guillermo Sosa, hacen que los trabajadores queden vulnerables y no puedan responder a los ataques de la patronal. A esta injusta situación, se suman las imputaciones que proliferan como hongos de los que luchan y defienden los derechos de los trabajadores.

Frente a los reclamos de cualquier índole y sobre todo cuando se pide respetar y hacer cumplir las leyes laborales, violadas en forma desvergonzada e impune por las patronales del sector público y privado, las autoridades del Paraguay optan por la criminalización de los movimientos y las organizaciones que históricamente han levantado estas banderas, y de sus dirigentes, en un gesto de clara persecución política y sindical.

Hace unos días, la Fiscalía de Luque imputó a 11 compañeros dirigentes sindicales de la Dinac, por “perturbación de la paz pública”, es decir por realizar manifestaciones reclamando sus derechos. Un poco antes, 11 choferes de la Línea 49 también fueron imputados por la misma causa. En noviembre del año pasado, 11 estibadores de la Liga de Obreros Marítimos y varios compañeros del sindicato de la ANDE, corrieron la misma suerte. Compañeros del movimiento estudiantil y popular también están en la misma situación.

Los fiscales y jueces, violando las garantías del debido proceso y de la defensa en juicio, han llegado a dictar medidas restrictivas de la libertad a una cantidad importante de dirigentes, en un endurecimiento y profundización de las medidas represivas por parte del gobierno y de jueces y fiscales que están a su servicio.

Nosotros, los secretarios generales de los sindicatos pertenecientes a la Plenaria de Centrales Sindicales, nos comprometemos a discutir en nuestras bases esta situación, pues nos llevará, sin duda alguna, a que desaparezcan los derechos mínimos que se han conseguido con duras luchas y hasta con la sangre de muchas y muchos trabajadores.

Asimismo, la Plenaria de Centrales Sindicales, los secretarios generales y miembros de los sindicatos y las personas presentes en esta reunión plenaria, nos solidarizamos con los imputados y procesados y con todas las organizaciones que están en esta situación e instamos a todos nuestros asociados, a las organizaciones campesinas, estudiantiles y populares a rodear de solidaridad a los que luchan, así como también a ponerse a disposición para luchar en contra de la pérdida de derechos democráticos básicos.

Al respecto Bernardo Rojas, de la Central Unitaria de Trabajadores Autentica (CUT-A), señaló que la protesta es en primer lugar por la generación de empleo, la libertad sindical y el reajuste salarial del 25 %, que son los tres puntos más importantes, después están contra la privatización, contra la persecución a los trabajadores y contra la criminalización de la lucha social.

No se consiguió nada con el Gobierno desde la Huelga General de marzo del año pasado, “no hubo resultados por eso nos retiramos de la mesa de diálogo”, y hasta hoy con el ministro de trabajo no hay ninguna posibilidad de llegar a un acuerdo, en primer lugar no tiene espíritu dialoguista y en segundo  lugar no quiere solucionar los problemas de los trabajadores, señaló.

Indicó que van a seguir haciendo volanteadas, aficheadas, asambleas, mítines, “vamos a visitar las empresas las fábricas, vamos a hacer conversación con los sindicatos”, posteriormente harán una gran caravana otra vez de protestas, para ir preparando el ambiente “hasta llegar a la segunda Huela General” que es muy probable, manifestó.

Hay una situación de crisis bastante delicada porque la pobreza está agudizada, el empleo también ha caído, el salario no alcanza más hay una extracción económica bastante grave, el trabajador con su escaso poder adquisitivo no puede comparar más lo que antes compró.

Añadió que hay una sistemática persecución sindical hacía los trabajadores, los trabajadores que quieren sindicalizarse o arman un sindicato en la clandestinidad o son todos despedidos, “entonces tenemos que hacer lo que hacen los chóferes de la línea 49 frente al Ministerio reclamando, y sin ninguna sensibilidad de parte de las autoridades, quiere decir que el gobierno es absolutamente anti sindical y anti popular”, afirmó por último.

fuente: RTV PARAGUAY


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *